Blog de cuina de la dolorss

miércoles, 25 de abril de 2018

Gambas al ajillo

Recuerdo cuando las pedías en un restaurante, os hablo de muchos años y  te traían una cazuelita de barro, tapada con un plato, por que se estaban terminados de hacer  las gambas y te aconsejaban de esperar un poco para no quemarte. ¡¡Que largo se me hacía!!

Ese punto picante, ese aceite, aromatizado con la guindilla y los ajos, ese mojar pan.
En fin, os dejo la receta de las gambas al ajillo que es muy fácil y a disfrutar.  

Ingredientes por persona:
6-8 langostinos
2-3 dientes de ajos
Guindilla seca

Pelar los langostinos, hacer una incisión superficial a lo largo del lomo, quitar el hilo intestinal.  
Laminar los ajos y también la guindilla.

En una cazuela individual de barro, poner el aceite y calentar.
Añadir el ajo laminado, freír un minuto, añadir los langostinos y un poco de guindilla.
Retirar del fuego, tapar y servir enseguida.

NOTA: Las cabezas y cáscaras de las gambas pueden guardarse para la elaboración de  un caldo de pescado o de marisco.
** Para quitar el “hilo” negro, se practican unos cortes paralelos a él, se saca con un palillo fácilmente.
** Las gambas no cocerlas demasiado, se vuelven correosas y duras, lo mejor es  una vez puestas en  la cazuela, retirar del fuego y tapar esta, así se hacen con el calor del aceite.
** El ajo no freírlo demasiado, si se quema amargará.
** De guindilla poner varios trocitos, pero cuidado no pasarse.
** En caso de no poder hacerlo en una cazuelita de barro por el tema de la inducción, calentar el aceite en una sartén , dorar ajo y guindilla y con cuidado pasarla a la cazuelita y fuera del fuego seguir con la elaboración.
** Celiacos: aseguraros bien de que todos los ingredientes sean sin gluten.

lunes, 23 de abril de 2018

Tostadas con ajo, tomate, encurtidos y queso curado

Me encanta comer de picoteo, ya sea en una comida con un bueno, variado y completo aperitivo o bien en una cena donde un  surtido de platitos hace que podamos comer lo que más nos guste haciendo que la velada discurra en un ambiente distendido, disfrutando de  ese buen momento.  

Las tostadas nos pueden dar mucho juego, solo hay que poner ingredientes que armonicen sus sabores y colores, estas son con ajo, tomate, unos encurtidos que le aportan frescor y un buen queso, mejor curado.

 
Ingredientes para 2 personas:
4 rebanadas  de pan no muy grandes
1 diente de ajo
2 tomates canarios
3 tomates cherry
1 c/p de alcaparras
2-3 pepinillos en vinagre
50 gr. de queso curado
1 c/p de olivada
Sal, pimienta negra, orégano
Semillas de amapola
 Perejil
Aceite de oliva virgen extra

Tostar las rebanadas de pan.
Cortar los pepinillos en tiras o rodajas. Reservar todo.

En un cuenco poner los tomates pelados y cortados en dados pequeños, los tomates cherry en cuartos, las alcaparras, sal, pimienta negra,  orégano seco al gusto, la olivada y un poco de aceite, mezclar bien para que se amalgamen los sabores. Reservar.

Quitar la corteza del queso y cortar este en dados pequeños y añadirlo al cuenco, mezclar de nuevo.

Montar la tostada: restregar una de sus caras con el diente de ajo partido.
Colocar la mezcla aliñada encima de las rebanadas, repartir el pepinillo, esparcir unas semillas de amapola y un poco de perejil picado.

NOTA: Las rebanadas de pan que sean de unos 6-7 cm. de diámetro.
** Los pepinillos según tamaño, un poco a vuestro gusto.
** El queso que más os guste y  puede variar la cantidad, os lo dejo a vuestra elección.
** La olivada se encuentra comercializada, no es más que una especie de puré de aceitunas negras aliñadas.
** c/p = cuchara de las de postre


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...